Luis Daniel Jiménez: un cocinero principiante dando de qué hablar

A sólo cuatro meses de haber completado sus estudios en Cocina Local e Internacional, Luis Daniel Jiménez se encuentra dando de qué hablar. Graduado con altos honores del Instituto de Banca y Comercio, este joven chef resultó primer finalista en la competencia culinaria estudiantil de una prestigiosa publicación nacional en la que asombró a jueces, asesores y hasta a sus contrincantes con una oferta gastronómica de altura profesional. Y es que la creatividad de este artista culinario en potencia se cultiva en él desde antes de abrirse paso en la cocina, pues la música, el dibujo y la pintura forman parte de su amplia gama de talentos.

Tal vez, es el artista en Luis Daniel el que lo lleva a confeccionar platos que resultan altamente atractivos, tanto al paladar como a la vista. Desde una pera escalfada en vino tinto (creada durante su tercer trimestre académico), hasta la canasta de queso parmesano con camarones Marsala y el cheesecake de pimientos rostizados que pronto figurará entre el menú de postres del hotel Verdanza en Isla Verde, donde se destacó haciendo su práctica y ahora labora a tiempo completo. Mas, fue la pizza de yuca y atún lo que le ganó la contraportada de un importante suplemento gastronómico y el reconocimiento de varios de sus ahora colegas.

“La revista anfitriona de la competencia se enfoca en estilos de vida saludables. Al nombrar pizza como el plato de competencia para la ronda final, tuve eso bien presente. No quise crear una pizza artesanal cualquiera. Trabajé con distintas harinas hasta dar con la mezcla de las de yuca y maíz, y logré identificar una combinación de ingredientes frescos y nutritivos que, junto al atún, hicieran de la mía una pizza deliciosa al gusto y sana para el cuerpo”, dijo el ingenioso canovanense.

Entre las experiencias más gratas de su joven carrera culinaria, Luis Daniel atesora el voto de confianza de chefs de la talla de Mario Ferro, Ventura Vivoni y, su actual supervisor, Elvin Rosado. “Son chefs que admiro grandemente. El Chef Ferro fue uno de mis asesores académicos y su enseñanza trascendió la cocina. Le estoy muy agradecido por creer en mí y sus lecciones forman parte de mi caja de herramientas. El Chef Vivoni generosamente cedió su cocina para la ronda final de la competencia, y estar allí, en su espacio, fue una experiencia única.   El Chef Rosado me dio la gran oportunidad de pertenecer a su equipo culinario en el Verdanza y es el tipo de chef con quien el aprendizaje es constante. Me cuento sumamente afortunado por estar donde estoy”, añadió el apasionado cocinero.

Y, con su nivel de dedicación, sabemos que esto es sólo el principio. El también experto en ventas y mercadeo, contempla la posibilidad ampliar sus conocimientos gastronómicos y continúa desarrollándose como chef con su autoproclamada tranquilidad. “Tranquilo… Así me siento cuando estoy en la cocina. Un poco de música en mis oídos y la creatividad fluye. Aún me queda mucho por aprender, pero tengo la mente totalmente abierta y sé que estoy rodeado de las personas correctas. Como dicen por ahí, ¡vamos por más!”, finalizó.

Conozcamos una de sus ya aclamadas recetas…  ¡Las  canasta de queso parmesano con camarones en marsala!

[thim-heading title=”Ingredientes” size=”h5″ line=””]
  • 6 oz queso parmesano
  • 1 c/u plátano maduro
  • 6 c/u rebanadas de panceta
  • 8 16/20 camarones pelados
  • 4 oz de vino Marsala
  • lechuga mixta (mézclum)
  • 3 oz de cebollines
  • 2 oz de jugo de limón
  • sal y pimienta (al gusto)
[thim-heading title=”Procedimiento” size=”h5″ line=””]
  1. Precalienta el horno a 375 ˚.
  2. Pela, corta y fríe el plátano maduro.
  3. Corta los camarones en trozos y los cebollines en slice.
  4. En una sartén mediana, agrega aceite de oliva y añade los camarones, panceta, cebollines, el vino Marsala, jugo de limón y sal y pimienta al gusto. Cuando los camarones estén cocidos, agrega el plátano maduro.
  5. Coloca una porción del queso parmesano (aproximadamente 1.5 oz) en forma circular sobre una bandeja de hornear con un matantiadherente y hornea durante 10 a 15 minutos.
  6. Retira la bandeja del horno e inmediatamente coloca la plantilla de queso sobre una base circular alta (por ejemplo: un vaso ancho).  Deja que baje temperatura para que obtenga una consistencia sólida.
  7. Coloca el mézclum en la canasta y añade el relleno.
  8. Sirve y disfruta con tranquilidad.

En IBC tenemos los mejores profesionales de la alta cocina, para que, en tan sólo 1 año, hagan de ti un profesional para el mercado culinario.

[ult_buttons btn_title=”Solicita Ahora” btn_link=”url:http%3A%2F%2Fwww.ibanca.net%2Flp2%2Fblogartescul%2F||target:%20_blank|” btn_align=”ubtn-right” btn_size=”ubtn-custom” btn_width=”200″ btn_height=”60″ btn_title_color=”” btn_bg_color=”” icon_size=”32″ btn_icon_pos=”ubtn-sep-icon-at-left” css_adv_btn=”.vc_custom_1505850315414{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 20px !important;}” btn_font_family=”font_family:Source Sans Pro|font_call:Source+Sans+Pro” btn_font_style=”font-weight:600;”]

Deja un comentario