Misión de verano: tener un cabello de lujo

No, no es imposible lucir un cabello radiante en junio y en julio si sigues las recomendaciones de una experta.

 

Por Tatiana Pérez Rivera

 

La melena que queremos tener este verano tiene cuerpo, movimiento y es lustrosa. Esa es la meta y para alcanzarla debemos prepararnos. Pero no siempre se nace con ella, por lo general tu cabello necesita ciertos cariñitos para lucir óptimo cuando lleguen las fiestas de playa, los viajes y las vacaciones. Toma nota porque, en este caso, la consistencia rinde buenos frutos.

 

Consultamos con Moraima Febres de Jesús, profesora del curso Estilo y Diseño Avanzado así como de Cosmetología en el centro de Extensión Escorial, quien comparte contigo algunos tips para logres un cabello saludable.

 

1-Si te lo quieres dejar crecer

 

Una cosa es que el cabello crezca y otra muy distinta es que crezca saludable; lo notas en la textura y en el brillo. Febres invita a tratar el cabello “de acuerdo a su condición”.

 

“Si tiene mucha porosidad, debes trabajar con tratamientos intensivos para rellenar la hebra y darle mucha hidratación porque el clima de aquí es bien fuerte: el sol es intenso y el agua es pesada. Usa mascarillas restructurantes y corta los extremos o puntas cada tres meses para que le des fuerza al cabello”, dice la profesora.

 

Si piensas que es contradictorio cortar para crecer, Febres explica que se recomienda el corte “porque el cabello envejece y no hay forma de restaurarlo”.

 

“No recortarlo le quita vitalidad y fuerza para que siga creciendo, no lo vas a lograr ni con tratamientos rejuvenecedores como el Botox. Si no lo recortas el cabello se estanca, es como si tuviéramos un árbol y no lo podamos. ¿Qué pasa? Que no crece”, insiste.

 

Así que ya sabes, cierra los ojos y deja que la tijera haga lo suyo.

 

2-Si quieres proteger o cambiar el color

 

Si contemplas un cambio de tonalidad, la estilista advierte que para el verano, “no se recomiendan colores con tonalidades rojizas ya que el rojo desmerece bien rápido y con las visitas a las piscinas y a la playa es más difícil mantenerlo”.

 

“Si prefieres tener un color rubio, debes combinarlo con un castaño para que se vea más saludable”, sostiene Febres.

 

También invta a usar tratamientos y mascarillas que contengan protección solar para el cabello y a mantenerlo hidratado.

 

3-Si nunca te lo has pintado pero quieres un cambio…

 

Los rayitos siempre son una opción segura. La profesora indica que debe protegerse el cabello en el perímetro facial puesto que es muy delicado y se parte con facilidad.

 

“Debemos hacer los rayitos parciales, no en el cabello completo, para maltratarlo menos. Es verano, vamos a la playa, a la piscina, nos gusta tomar mucho sol, pues entonces debemos hacer rayitos parciales en la parte superior de la cabeza y así abarcas todo el cabello sin necesidad de maltratarlo completo”, dice Febres.

 

Cuando la persona tiene un corte sólido o encapado uniforme, los rayitos pueden ser parciales.

 

“Pero si es encapado incrementado, o sea que hay muchas capas, pues ahí hay que trabajar los rayitos completos y recomiendo que sean highlights y no microlights, porque mientras más finitos se hagan más probabilidades habrá de que el cabello se rompa y se vea maltratado”, asegura.

 

No importa el estilo que tengas o si tu cabello requiere mucho o poco mantenimiento, la temporada veraniega exige que atiendas tu cabello con mascarillas hidratantes. Y atención a esto: no se recomienda el uso de aceites en el pelo cuando estás bajo el sol candente.

 

“El calor y el aceite no ligan, lo que puede hacer es achicharrarlo. Si optas por usar gotitas, escógelas a base de agua y no de glicerina”, subraya la profesora Febres.

 

Consejos compartidos, cabellera encaminada. Anticipamos que, cuando se asome el verano, tendrás una melena envidiable.

 

En nuestros cursos de Cosmetología, Estilo y Diseño Avanzado- Aprenderás técnicas de corte, color, diseño de peinados y maquillajes para ambos sexos.Para más información sobre nuestros cursos: accede aquí o llama al 1-800-917-8687.

Deja un comentario