Cosmetología: Cuando el “makeover” no te encanta

¿Y ahora qué haces? Desesperarte no es una opción. Compartimos consejos de una experta en cosmetología para salvar ese cambio de apariencia que no resultó de tu agrado.

Por Tatiana Pérez Rivera

Adivina qué, ese makeover que te hiciste y que detestaste tan pronto saliste del salón de belleza tiene remedio. Vamos por partes. Lo primero es dejar claro que muchas veces la falta de comunicación apropiada con el profesional que te hará un cambio de apariencia, tiene como resultado la inconformidad final. Lo confirma Ixia Morales Rivera, profesora de Cosmetología, Estilismo y Diseño Avanzado, en IBC Guayama.

“Los tiempos habrán cambiado pero la consulta con el cliente y la evaluación no pueden faltar; yo todavía hago hasta la prueba de mechón”, dice la profesora Morales.

La realidad es que en esta época los estilistas reciben clientes que llegan con un vídeo que vieron en redes sociales, documentando el proceso para llegar al look que desean. Lo que no consideran es si el estilo es apropiado para la textura y la densidad de su cabello, su tipo de rostro, sus habilidades para arreglarse el peinado en casa, su estilo de vida o el tipo de mantenimiento o retoque que requiera.

“Le digo a mis estudiantes que cuando el cliente te presenta esa imagen que quiere, ahí es bien importante la consulta, que le hables con muchos términos y que le expliques bien, no es decirle ‘no se puede’ y ya como si fuera un capricho. Hay que buscarle alternativas. Por ejemplo, a lo mejor la clienta quiere una pollina cuadrada y tú le recomendarás que se puede hacer una pero quizás diagonal y así entras en ese análisis de sus características físicas. A veces somos estilistas, terapistas y hasta sicólogas”, comenta la especialista.

Otro aspecto que se le escapa al cliente es el mantenimiento. “Si quiere un rojo o un color fantasía como los rosas o platinos que ahora hay en el mercado, deben saber que en dos o tres lavadas ese tono desmerece y requiere de otra visita al salón para fortalecerlo nuevamente”, advierte.

Tampoco contemplan que la prisa no ayuda en el salón de belleza. Por ejemplo, llevar una melena de negro a plantinado requiere de varios procedimientos, a veces de más de un día, para alcanzar la meta causando el menor daño posible a la hebra.

Si ya cambiaste el look y no te encanta, pues es momento de remediar. La profesora Morales comparte algunos consejos a continuación:

1-Odias cómo te quedó el color
Existen productos que permiten remover el color sin llegar a la decoloración. “Todo depende de la tonalidad que se dio la persona. Si era rubia y se dio un cobrizo, con estos productos remueves ese porciento del cobrizo que quedó bien llamativo y te queda uno más tenue. Ahí se entra a matizar hasta llegar a un resultado con el que la clienta se sienta más satisfecha”, señala la experta.

2-El corte no era lo que esperabas
Depende del largo, será el remedio. Si solo fueron la puntas, puedes cortar más y lograr un mejor estilo. Pero si cortaste el cabello bien corto, la especialista invita a usar tratamientos con células madres o botox que reconstruyen la hebra y ayudan en el crecimiento.

“Si lo que quieres es bajar volumen o frizz, hay tratamientos acondicionadores que trabajan con eso, como la keratina, que te ayudarán a acomodar mejor ese corte”, dice Morales.

Mientras tanto, los accesorios serán tus aliados: bandanas, pañuelos, diademas, cintas, entre otros.

3-No te reconoces con el maquillaje que te hicieron
Lo bueno del maquillaje es que puedes borrarlo y hacerlo de nuevo, pero retirarlo por completo no es lo ideal. Obsérvate bien, bajo una iluminación adecuada, y disminuye poco a poco con una brocha si el caso es que está muy fuerte o retoca siguiendo la línea definida, si te parece muy tenue. Recuerda que difuminar es vital. “Las clientas quieren mantener su personalidad, no quieren lucir como una máscara. Siempre hay que conversar con ellas para que el maquillaje vaya de acuerdo a la personalidad, la vestimenta y la actividad a la que asistirán”, finaliza la especialista.

Curso: Cosmetología, Estilismo y Diseño avanzado- Aprenderás técnicas de corte, color, diseño de peinados y maquillajes para ambos sexos.

Conoce más sobre nuestros cursos en National School of Beauty aquí: http://bit.ly/2ofQJK2

Deja un comentario