Cómo prepararte para el paso de un huracán

Tras el paso del huracán María por la Isla, los puertorriqueños han estado más alerta en esta temporada de huracanes. Y no es para menos; la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA, por sus siglas en inglés) anticipó una temporada bastante activa en el Atlántico, con 16 tormentas y nueve huracanes.

Aunque esto sea solo una predicción, ya que es muy difícil rastrear con precisión este tipo de evento atmosférico, es imperante estar preparados.

En NUC – IBC Institute nos preocupamos por el bienestar de nuestra comunidad, es por esto que a continuación compartimos una guía sobre qué hacer antes, durante y después del paso de una tormenta o huracán. No obstante, recomendamos que, para prepararte, tomes en consideración el área donde vives y las necesidades particulares de tu familia.

Antes del huracán

  1. Crea un plan de evacuación.
  2. Asegura documentos importantes y guarda dinero en efectivo.
  3. Crea un listado con números de teléfonos importante, incluyendo los de emergencia.
  4. Compra artículos de primera necesidad como: botiquín de primeros auxilios, medicamentos recetados, productos de higiene personal, radio, linternas y baterías, entre otros.
  5. Almacena agua y alimentos para 10 días, tomando en consideración los miembros que componen tu familia. También es recommendable congelar agua en contenedores.
  6. Adquiere una batería externa para los celulares.
  7. Llena el tanque de gasolina.
  8. Limpia los desagües y canales de tu vivienda.
  9. Recoje todo lo que el viento pueda levantar de los alrededores de tu hogar y proteje techos, ventanas y puertas.
  10. Toma fotos de tu vivienda.
  11. Compra alimentos para tu mascota.

Durante el huracán

  1. Mantente informado a través de los medios noticiosos confiables.
  2. Desconecta aparatos electrónicos y la energía eléctrica.
  3. Cierra las llaves de agua y gas.
  4. Mantente en el lugar más seguro dentro de tu vivienda. Evita estar cerca de las puertas y ventanas.

Después del huracán

  1. Comunícate con tus familiares en la medida que sea posible. Si tienes un plan familiar de emergencia, llévalo a cabo.
  2. No salgas a curiosear.
  3. Toma fotos de los daños que sufrió tu vivienda.
  4. Remueve los escombros y colabora en las labores de limpieza de tu comunidad.
  5. Trata de utilizar el celular en ocasiones que realmente lo amerite.
  6. Mantente informado a través de medios noticiosos confiables.

Deja un comentario